Yasiel Puig habla hasta donde quiere llegar en el 2015

yasiel puig dodgersYasiel Puig, habla de lo bueno que es el equipo de los Cardenales y de lo inteligente que es el manager de San Luis, Mike Matheny. Incluso le agradece a los Cardenales por demostrarle a sus Dodgers la forma correcta de jugar béisbol.

Desde el punto de vista de Puig, los oponentes principales de los Azules no son los Gigantes de San Francisco — los campeones reinantes y rivales del Oeste de la Liga Nacional — sino los Cardenales.

El año pasado, los Dodgers fueron eliminados por San Luis en la Serie Divisional de la Nacional. En el 2013, Los Angeles sucumbió ante los Cardenales en la Serie de Campeonato.

“No podemos dejar que nos ganen tres veces seguidas”, dijo Puig. “De ninguna manera. Son un equipo bueno y los admiramos. Tienen pitchers y jugadores buenos. Si los podemos vencer, podemos ganar la Serie Mundial. Simplemente tenemos que superarlos”.

Si los Dodgers se miden de nuevo a los Cardenales en la postemporada, lo harán con un lineup muy distinto.

El dominicano Hanley Ramírez, Matt Kemp y Dee Gordon se marcharon. Entre las caras nuevas están Howie Kendrick, Jimmy Rollins, el cubano Yasmani Grandal y Joc Pederson. Este último es un jardinero de 22 años de edad que podría adueñarse de la titularidad en el bosque central.

El capataz de los Dodgers, Don Mattingly, podría poner a Puig como cuarto bate. A Mattingly le gustaría usar a Puig en el jardín derecho pero de vez en cuando podría colocarlo en el bosque central, el puesto preferido del cubano.

“Quiero jugar una sola posición”, dijo Puig. “Tengo un espacio grande en mi casa. No tengo Guantes de Oro ni nada. Necesito mi Guante de Oro. Queda poco espacio para Guantes de Oro en el estadio. Necesito el mío, así que tienen que decidir en cuál posición voy a jugar”.

Puig se ve fuerte, pero no sabe cuánto pesa ahora mismo – quizás entre 255 y 260 libras.

“No importa cuánto pese”, manifestó Puig, quien puso como ejemplo a su compañero, el dominicano Juan Uribe, a quien se refirió como un “gordito.”

“Siempre nos salva en la tercera base”, dijo Puig acerca de Uribe

Puig también habló maravillas del intermedista venezolano de los Astros, José Altuve, de quien fue compañero de equipo durante una gira de exhibición en Japón en noviembre. Puig dice que Altuve lo inspiró a intensificar su régimen invernal.

“No me gusta el gimnasio”, dijo Puig. “Me tienen que pagar para que vaya”.

Pero Puig hizo un esfuerzo porque quiere robar más bases y evitar los altibajos de una campaña regular de seis meses.

Tras batear .319 con 19 jonrones, 42 impulsadas y 11 estafadas en 104 juegos como novato en el 2013, Puig registró promedio de .296 en el 2014. En su segunda temporada como ligamayorista, bateó tres cuadrangulares menos y se robó la misma cantidad de bases a pesar de que disputó 44 compromisos más.

En los primeros tres juegos de la SDLN, Puig se fue de 12-3 y se ponchó ocho veces. Mattingly lo sentó para el cuarto partido, en el cual los Dodgers fueron eliminados.

Algunas personas dirían que Puig enfrenta más presión que nunca en el 2015, pero el oriundo de Cienfuegos prefiere no verlo de esa manera.

“Lo único que tengo que hacer es prepararme y hacer lo mejor que pueda en el terreno”, dijo Puig. “Voy a dar lo mejor de mí y mis compañeros de equipo también van a hacer su mayor esfuerzo para que lleguemos a donde yo y la ciudad de Los Angeles queremos llegar. Están esperando por eso”.

Leave a Reply