“Lazarito” quiere llegar MLB desde RD

El deseo de muchos jóvenes en latino américa de llegar al mejor Béisbol del mundo cada vez es mas grande, el estar en República Dominicana es un gran paso para empezar a darle forma a esa meta. Hay un prospecto cubano de 16 años viviendo en una casa deteriorada en las afueras de Puerto Príncipe, Haití. Cada semana maneja cinco horas a Santo Domingo, República Dominicana para poder entrenar en un terreno que no esté hecho de piedras.

Lazarito

El joven mide 6 pies con 2 pulgadas y pesa 205 libras. Probablemente donde mejor encajaría sería en las esquinas de los jardines, pero también es capaz de defender la inicial y a la antesala. Su nombre completo es Lázaro Robersy Armenteros Arango, pero en los círculos de béisbol internacionales, se le conoce simplemente como “Lazarito”.

Los escuchas no han observado a Armenteros en persona desde el verano del 2014, cuando el jugador vio acción en la Copa Mundial de Béisbol Sub-15 en Sinaloa, México.

Eso podría cambiar pronto.

Armenteros – quien en los últimos seis meses ha viajado de Cuba a Suramérica a Europa y de regreso al Caribe en busca de su sueño beisbolero – podría empezar a exhibirse para clubes de Grandes Ligas en los próximos meses. El pelotero estableció residencia en Haití en mayo, el primer paso para convertirse en agente libre, y está en proceso de inscribirse con MLB.

“Es un muchacho que se ve muy bien, con muchas herramientas, tamaño, fortaleza y potencial”, dijo acerca de Armenteros un director de escuchas de la Liga Americana,.

Armenteros cumplió 16 años de edad el 22 de mayo. Al preguntársele si debe considerarse el Bryce Harper de Cuba, la comparación no tuvo significado para él. Armenteros desconoce quién es el cañonero de los Nacionales.

“Mi objetivo es firmar con un equipo y llegar a Grandes Ligas algún día”, dijo Armenteros desde su casa en Haití.

“Confío en poder hacerlo. Tener un impacto. Estoy trabajando duro todos los días para alcanzar esa meta”.
Armenteros nació en La Habana. Lázaro Armenteros padre jugó basquetbol con la selección de Cuba. Su madre, Yoany, crio a sus hijos en casa.

“Como todo, Cuba tienes cosas buenas y malas”, dijo Lazarito. “Fue una niñez difícil. Mi ropa era vieja y mis zapatos estaban rotos, pero teníamos familia y estábamos bien. Fue difícil dejarlos, pero mi futuro ya no estaba en Cuba”.

Armenteros bateó .462 con nueve carreras anotadas, tres dobles, cinco triples y ocho remolcadas en nueve partidos el año pasado en la Copa Mundial de Béisbol Sub-15 en México, donde Cuba salió campeón.

En el 2014, tuvo 43 hits, incluyendo ocho dobles, tres triples, seis cuadrangulares, y 12 bases robadas en 38 juegos por el equipo sub-15 de La Habana en el 2014. A sus 13 años de edad, tuvo cinco hits, incluyendo dos triples, en cuatro juegos por el mismo equipo.

Pero la vida le cambió a Armenteros a principios de este año cuando fue sancionado por el gobierno cubano antes de la temporada y se le negó regresar al equipo sub-15. El adolescente desmiente que fuera castigado porque algunos miembros de su familia estén en contra del gobierno.

“Aún no sé por qué me sancionaron”, dijo Armenteros. “Mi padre fue al comisionado y nadie le dio una buena respuesta, solamente palabras vacías. Después de esa conversación, sabía que me iba a ir. No estaba listo para dejar de jugar ni de desarrollarme”.

Dado el embargo de Estados Unidos contra Cuba, cualquier desertor cubano que quiera hacer negocios con una compañía estadounidense debe primero establecer residencia fuera de Cuba y EE.UU. En el caso del béisbol, el pelotero también tiene que solicitar la agencia libre a MLB. Haití se ha convertido en un destino popular para prospectos cubanos y la misión de Armenteros era llegar a dicho país y comenzar su trayectoria hacia las Grandes Ligas.

Pero las cosas no salieron como lo previsto. Armenteros salió de Cuba con su mamá en avión camino a Ecuador, pero los agentes de inmigración de dicho país le negaron la entrada y lo obligaron a volver a su país. Luego, Armenteros viajó a Rusia con la esperanza de ir de Moscú a Haití, pero una vez más le fue negada la entrada. El jugador terminó comprando su boleto para Haití mientras hacía escala en Alemania. Al final, se incorporó a la comunidad beisbolera de la República Dominicana.

A Armenteros lo representa Ariel Núñez, de Culture 29, una nueva agencia deportiva cuyo propietario es Charles Hairston, primo de los ex ligamayoristas Jerry y Scott Hairston.

Armenteros ha hablado por teléfono con el jardinero cubano de los Dodgers, Yasiel Puig, y anhela conocer algún día a su ídolo y compatriota Yoenis Céspedes.

“Mi vida es muy distinta a como era antes”, dijo Armenteros. “Es pacífica. Voy de la casa al terreno, al gimnasio y vuelvo a casa. Sé que va a valer la pena”.

Por Jesse Sánchez / MLB

Leave a Reply